La calibración de radares meteorológicos y la previsión de desastres ocasionados por las precipitaciones de gran intensidad, junto a la valoración del efecto erosivo de la pluviosidad requieren del conocimiento, local y estacional, de la tasa e intensidad de las lluvias. Para ello es necesario evaluar la velocidad y tamaño medio de las gotas de lluvia. Se presentan los resultados obtenidos para las precipitaciones del periodo lluvioso (Agosto-septiembre) en la ciudad de Valencia (Venezuela) efectuados mediante un disdrómetro infrarrojo.

Pág. 52-64, 15-Jun, 412kB